viernes, 22 de abril de 2011
Tras una mañana nublada la mirada del cofrade volvía a dirigirse a la Plaza de San Francisco. A las tres de la tarde tenía prevista la salida la Hermandad de la Expiración. Ya con la banda de cabecera en la plaza, tras haber realizado su pasacalles, unas gotas de agua hacían dirigir la mirada al cielo. Así, a pocos minutos para las tres de la tarde, la banda marchaba en ligera hacia el interior de la parroquia de San Francisco.
Poco después se hacía saber que la hermandad había decidido consumir las dos horas de margen. Se esperaría a las cinco de la tarde para decidir si la hermandad ponía la Cruz de Guía en la calle.
La tarde continuaba nublada, pero dejando pasar algún rayo de sol de vez en cuando. En vista de esta posible tregua, la Hermandad de la Expiración decidía salir a las cinco de la tarde. Al parecer, la idea era realizar la Ceremonia de la Expiración y regresar al templo. Así, unos minutos pasados las cinco de la tarde, el Santísimo Cristo de la Expiración de Gabino Amaya traspasaba el umbral de la puerta de San Francisco.
El cortejo procesional se dirigía así a la calle del Marqués por Sagunto y Teniente Ochoa. Miles de personas aguardaban allí para presenciar la siempre emotiva Ceremonia de la Expiración, en la que se escenifica la muerte de Jesús.
Aproximadamente a las siete de la tarde una negra nube descargaba sobre Linares, estando la hermandad de la Expiración en la calle. El agua arreciaba provocando así la disolución de la estación de penitencia y el regreso precipitado a la parroquia de San Francisco.
Las otras dos hermandades de la tarde del Viernes Santo tuvieron suerte parecida. Ambas se quedaban en el templo tras consumir su tiempo de espera, ya que la lluvia continuó presente durante toda la tarde.
La Hermandad del Descendimiento esperaba a las siete y cuarto para tomar la decisión, y la del Santo Entierro a las ocho y media. Las previsiones se cumplieron, dejando un día más a Linares sin sus hermandades en la calle.

12 comentarios:

DaniRubio dijo...

Y pensar que esta semana santa ha sido mejor que aquella espantada del 2007... otro año será.

Mucho ánimo para todos

Anónimo dijo...

Quien nos diría que la Santa Cena pondría el final de una normal semana santa...

Daniel dijo...

Los de la Expriacion han sido valientes a sabiendas de que iba a llover... aunque, a quien se le ocurre salir con un 95% de probabilidad de lluvia? En fin parece que la semana santa ha empezado y terminado el domingo de ramos

Anónimo dijo...

¡¡Si Señor!! la Expiración ha sido Valiente como lo ha sido el Nazareno y no es criticable su actitud, pues estoy seguro que lo único que pensaban era en engrandecer Nuestra semana Santa y agradar a sus devotos y a la gente de Linares.
¡Bravo Nazareno y Expiración!

Anónimo dijo...

Valiente es el que está en el paro y sobrevive con 4 perras, pero tranquilos que ya falta poco para que acabe esta semanita de parafelnalia religiosa y la gente vuelva a la realidad. Nunca entenderé porqué cuanto más religiosa es una persona más cínico e hipócrita se vuelve. Disfruten des sus santos, cristos y vírgenes de madera señores, porque los originales pasan de ustedes

casillaslinares dijo...

Sí, y luego hay gente que dice que más vale tener fama de cobardes que de locos...si todos fuesen cobardes, tras la Santa Cena habría acabado esta Semana Santa...Ole por el Nazareno y mi Expiración!!

Saludos!

Anónimo dijo...

Solidaridad y respeto

Anónimo dijo...

Daniel te contesto y es que desde la real cofradia de la expiración no podíamos dejar a linares sin la mítica ceremonia de la calle el marqués.En cuanto al anónimo le respondo que sí, eso es valentía, pero no niegues que desde la expiración también es algo más valiente todavía sacar a la calle un patrimonio de incalculable valor humano, artístico y económico a riesgo de la lluvia.Y para usted quizás sean sólo cachos de madera, pero para los que VIVIMOS ÉSTO es algo infinítamente más grande, algo que nos llena, nos consuela, y nos da fuerzas.

Anónimo dijo...

Perdonen que os diga que aqui no se trata ni de valientes ni de cobardes, se trata de un poco de sentido de la responsabiliad, he presenciado como Cristos se han puesto de agua, mientras seguian con chicotas e incluso empalmando marchas sin poner un secillo plastico, pero bueno este el camino por donde se dirige el mundo cofrade.

En fin, que sirva de reflexión, que a nadie se le olvide que todos tenemos como centro de nuestro sentimiento cofrade la devoción a nuestros titulares, por lo que a ellos es lo que hay que presenvar, seguro que ellos nos lo agradeceran.

Anónimo dijo...

¡¡Ole!! ¡¡ Nazareno y Expiración!!

Anónimo dijo...

Soy de la expiracion y el viernes no queria salir porque sabia lo que se avecinaba. EL cielo negro no presagiaba nada bueno ¿que ganamos? poner en la calle una procesion desorganizad ay dañar un patrimonio que ha costado decadas conseguir?, para mi fue un total error...

Anónimo dijo...

Hay ocasiones en las que el sentido común debería reinar en las tomas de decisiones. Sabiendo que va a llover es de una gran irresponsabilidad poner una cofradia en la calle, se pone en juego todo el patrimonio y solo se consigue el aplausito fácil de quienes solo buscan salir a la calle. La hermandad se hace dia a dia y también en dias de lluvia en los que hay que quedarse en casa aunque nos duela mucho. Me niego a ver una hermandad medio desorganizada y con nazarenos mirando permanentemente al cielo para averiguar por dónde les va a caer el aguacero.Eso es jugar a la loteria y no salir de penitencia.

Publicar un comentario

Buscador

Archivo del blog

Con la tecnología de Blogger.